ESCUELA DE PADRES

LOS BENEFICIOS DEL SILENCIO

6 de agosto de 2018

Nos encontramos en medio de una indeterminada cantidad de sonidos que nos llegan a generar incluso necesidad de los mismos y que a su vez, nos impiden reconocer el silencio como una parte muy importante de nuestra vida cotidiana.

Los niños necesitan oír y escuchar diferentes estímulos plurales para generar una estimulación neuronal adecuada pero también necesitan silencio para encontrarse consigo mismo y desarrollar el pensamiento interior e incluso para el desarrollo de la manipulación y resolución de problemas.

El aula debe ser un lugar en el que en muchos momentos el ambiente será relajado, dónde se oigan risas de fondo e incluso pequeñas rencillas pero la dinámica será de silencio, tranquilidad, relax…, los niños jugarán y se acercarán a aquellos objetos que más les llamen la atención para ir descubriendo y aprendiendo a su ritmo.

Ante el acostumbramiento y saturación que tenemos a nuestro alrededor de diferentes ruidos es difícil identificar el silencio y la cantidad de beneficios que nos aporta en la vida cotidiana.

Tanto ruido nos lleva en ocasiones a no ser capaz de pensar adecuadamente no de buscar solución a los problemas e incluso, nos genera muchas tensiones que ya nos pasan desapercibidas pero que cuando logramos quedarnos en silencio nos damos cuenta de la paz que nos genera y alivia todas esas tensiones.

Los niños con una alta sensibilidad a los ruidos más fuertes o incluso no tan fuertes llegan a taparse los oidos y se ponen muy nerviosos por lo que hay que procurar enseñarles a gestionar ese comportamiento que les produce horror.

Dentro de nuestro horario sacamos muchos tiempos en los que los niños puedan jugar y contemplar el silencio a la vez y de esa forma activarán mejor los procesos de atención y concentración para su aprendizaje. 

Al trabajar con edades tan tempranas, se facilita el reconocimiento del sonido con el Juego del Silencio de la Metodología Montessori que en definitiva es un juego de relajación en el que de forma progresiva se va incrementando el tiempo que los niños están quietos y en silencio y por supuesto disfrutando del mismo.

El juego del silencio va a ayudar a mejorar la concentración, la paciencia, el autocontrol, disciplina interna, aprenden a ser tolerantes y respetuosos con los otros.

Este juego también facilita el desarrollo de la agudeza auditiva y mejoran por tanto la percepción auditiva.

Aprenden a pensar antes de actuar impulsivamente y en el futuro su pensamiento crítico será más eficaz que cuando uno no es capaz de pararse a escucharse a si mismo.

Shsssssssssssss silence please… 

 

Verónica García Notario_ 6 de agosto 2018

Directora Escuela Infantil DELPHOS

EDUCAR LA SONRISA DEL NIÑO

2 de agosto de 2018

Educar es una palabra que todos parece que comprendamos muy bien hasta el momento en el que nos enfrentamos a tener que hacerlo.

Para educar, se debe tener mentalidad de educador. Entre los educadores más importantes se encuentran los padres, abuelos, familia extensa y por supuesto los maestros en la escuela.

La escuela, debería ser entendida como uno de los complementos educativos más importantes para la familia ya que son los padres los primeros educadores y los que tienen la responsabilidad primera y última en la educación de los hijos.

La familia será el primer punto de referencia a la hora de actuar, comportarse… en definitiva, marcará un estilo de vida ya que en ella se desarrollará cómo persona única e irrepetible, libre con voluntad y responsable. Crítica con el ambiente, con la sociedad, con la escuela e incluso con su propia familia.

La familia, como institución de derecho natural, es el lugar dónde los hijos aprenden a vivir en armonía y con esos criterios éticos y morales que son transmitidos por sus padres a través de las vivencias y hacer de cada día por lo que la coherencia de vida es absolutamente necesaria cuando llega el momento de buscar y elegir un Centro Educativo para nuestros hijos que sea similar a la forma de pensar y actuar nuestra.

Profundizar en el Proyecto Educativo será crucial para “acertar” en la línea educativa que queremos nos apoye en la difícil tarea educativa a lo largo de este periodo tan importante y extenso que es la escolarización. 

Familia, escuela y ambiente han evolucionado pero, los valores intangibles hay que conservarlos y  es preciso mantenerlos para que la educación sea real, completa y proporcione a la persona felicidad, seguridad, desarrolle la voluntad y se pueda sentir libre más allá de los prejuicios que la sociedad instaura.

El ambiente parece que no acompaña pero tenemos medios para convertir lo difícil en posible, lo deseable en alcanzable y tener conciencia de que hay que educar a nuestros hijos en serio y para la vida.

Educar por un lado y formar por otro.

En la formación de la persona interviene por un lado la genética que se hereda de los padres y por otro la influencia del ambiente exterior.

Se distingue en la formación de la persona, la materia que se adiestra, la inteligencia que se instruye y dos características de la persona que son la voluntad  (el ser) y la libertad (el hacer) que serán ambas utilizadas en función de la educación en valores (virtudes humanas) que la persona haya recibido.

En los primeros años de vida (de 0 a 7) que son los que nos ocupan deberían adquirir virtudes como el orden, sinceridad y la obediencia. Esta última, fundamentada en el sentido crítico ya que no se debe obedecer a todo lo que nos dicen.

Para trabajar la adquisición de estos valores en la escuela, una entre muchas formas de hacerlo es por ejemplo fomentar a través del juego los cuatro periodos sensitivos primarios que nos presentaba María Montessori y que son: afán de imitar, afán de repetir, actividad constante y satisfacción de aprender.

Al igual que se educan los valores, es imprescincible educar también la importancia de sonreír.

La sonrisa es parte del proceso connatural de la persona. Genética y ambiente influyen en que unos seamos más serios y otros más sonrientes pero, a sonreír, también se aprende por imitación y repetición.

La sonrisa al igual que el llanto, es un medio de supervivencia para el niño. Ambas son formas de comunicarse y de seducir para lograr la atención del adulto.

La primera sonrisa del bebé en los primeros días de vida es un “gesto” y sin embargo nos derretimos de amor al verlo y es difícil que se olvide esa información que me ha dado el niño: “me siento bien”.

Para conocer cómo es el proceso de desarrollo evolutivo de la sonrisa del niño, acudiremos a Iliana Enesco, profesora del Departamento de Psicología Evolutiva de la Universidad Complutense de Madrid y a su libro “El desarrollo del bebé”.

  • Primeras semanas de vida: Las sonrisas del bebé son reflejas. Aparecen con más frecuencia durante el sueño, aunque también en algunas ocasiones al despertar o como respuesta a una caricia suave.
  • Primer mes: Sonríe ante estímulos externos, como la voz de su madre o, por ejemplo, si le ponemos las manos juntas para hacer palmas palmitas.
  • Entre la 5ª y la 8ª semana: Puede sonreír también ante estímulos visuales como movimiento de luces, de la cara humana, de objetos brillantes…
  • Entre la 9ª y la 12ª semana: La sonrisa es ya plenamente social. Ahora los bebés responden abiertamente a las caras humanas y, hacia los tres meses, la sonrisa se encuentra casi siempre en las interacciones sociales.
  • Entre los 3  y los 4 meses: Aparece la risa como respuesta a estímulos de diferentes sentidos (tacto, visión…).
  • A partir de los 6 meses: Los bebés sonríen y ríen durante las interacciones sociales con personas cercanas.
  • Entre los 10 y los 12 meses: Sonríen abiertamente cuando llega una persona conocida, se ríen a carcajadas con juegos de interacción como el cucú tras.

Profundizamos ahora en tres palabras que aparentemente son sinónimas pero en realidad no lo son y de hecho, transmiten ideas diferentes: felicidad, risa y sonrisa.

  1. Felicidad: es una actitud constante que el hombre quiere alcanzar pero no siempre lo consigue porque felicidad y dolor son dos términos que van íntimamente unidos porque aquello que produce muchísima felicidad también produce un dolor enorme.
  2. Risa: es muy buena y necesaria para la salud. Importantísimo reírse y cuanto más, mejor porque produce endorfinas en el cerebro, unos neurotransmisores producidos por la glándula pituitaria y que son los responsables de las sensaciones satisfactorias ya que combaten el malestar y disminuyen las sensaciones dolorosas. Son las llamadas “hormonas de la felicidad”.
  3. Sonrisa: es un gesto que acerca a las personas, acompaña, alivia, proporciona seguridad… por lo que es necesario educarla dentro de la familia y por supuesto en la escuela.

Una sonrisa puede ser algo tan especial que perdure en el recuerdo toda la vida, por ejemplo la primera sonrisa (gesto) que nos regala el bebé.

Se sonríe ante pequeñas cosas que nos hacen felices, para apoyar al que sufre o al que ha triunfado, para dar la bienvenida, fortalece y disminuye el dolor de una despedida, proporciona seguridad personal, favorece el acercamiento, simboliza la paciencia, el orgullo, satisfacción…

Sonreír a los niños implica una devolución de sonrisa inmediata simplemente por imitación. Repetir el gesto de la sonrisa es consecuencia lógica de lo que viven día a día en los ámbitos en los que el niño crece y se desarrolla: familia y escuela.

¿Sonreímos mucho, poco o nada?. Es una pregunta que todos los adultos que estamos y trabajamos con niños nos deberíamos hacer.

Sonreír, es un hábito operativo bueno que se contagia con facilidad y es probablemente si no el mejor, uno de los mejores reconstituyentes para el ánimo familiar y escolar.

La sonrisa:

  • Es un gesto social de educación de los buenos modales. Deben los niños a acostumbrarse a sonreir cuando saludan, cuando piden algo por favor, cuando quieren conseguir algo, cuando prestan, cuando consuelan…
  • Es una expresión de nuestros sentimientos. La expresividad de las emociones también se educa. Nos permite expresar a los que tenemos más cerca cómo nos sentimos.

Es en la familia el único lugar dónde se quiere a la persona por lo qué es y no por lo que hace o por lo que tiene y por eso es la sonrisa de la familia, con la que el niño se siente más seguro y más confiado.

Un niño que no sonríe es probablemente porque no se le ha enseñado a sonreír. Casi seguro que no ha vivido ni visto en su casa ese gesto amable, tan cercano, cariñoso y simple.

La tristeza del niño se manifiesta en la mirada y en su semblante. Si nuestro hijo o alumno no sonríe hay que preguntarse qué puede ocurrirle.

Todos podemos estar tristes algún día porque no nos encontremos bien, hayamos tenido un disgusto o preocupación más o menos importante pero aun así, deberíamos ser capaces de sonreír porque eso nos da fuerzas para continuar y haremos niños felices porque hemos sabido concederles nuestra sonrisa de forma casi continua.

La forma con la que acostumbremos a interactuar con nuestros hijos favorecerá o no ese gesto natural que es tan importante en la vida. La reacción ante un sobresalto, accidente casero, el cansancio, un problema, sensación de malestar… ¿cómo respondemos a ello?. De tu comportamiento y de tu forma para afrontar los contratiempos afectará al niño positiva o negativamente.

Sonreír ante las dificultades será para ellos algo bastante habitual por lo que tenderán a sonreír más a menudo ante la vida que está llena de dificultades y contratiempos.

¿Sonreír por qué?: nos relaja, rompe tensiones, propicia la complicidad, manifiesta la generosidad y permite la entrada al diálogo.

Sonreír es siempre un gesto cargado de buenos significados porque transmite y genera felicidad, es una puerta de comunicación entre personas que no se conocen, acorta el tiempo de la angustia y facilita las correcciones cuando son precisas.

En la familia y en la escuela la sonrisa habla diciendo: estoy aquí para ayudarte a crecer, para quererte con locura, para facilitar tu aprendizaje y enseñarte lo que me pidas, para que no te sientas solo, para darte fuerza, para consolarte en tu dolor, para disfrutar de ti, para que te sientas bien.

Estoy aquí para todo porque eres lo mejor que me ha ocurrido. Sonríe y se feliz

Verónica García Notario

Directora Escuela Infantil DELPHOS     2 agosto 2018

Mamá ..,papá… ¿Cómo de grande es mi Escuela?

15 de abril de 2018

Tu Escuela… Tu Escuela Infantil es un Centro Educativo muy grande.

Grande no sólo por sus instalaciones y patios que también lo son y mucho, sino por otros muchos motivos que te voy a contar de forma sencilla para que puedas entenderlo bien.

Después de visitar muchas otras Escuelas nos encontramos con Delphos dónde lo primero que nos dijeron fue “adelante, estamos encantados de enseñaros nuestra Escuelita” ¿sin hora? Preguntamos… ¡¡Claro!! Podemos verla ahora mismo.

Los niños estaban todos jugando, tranquilos, contentos…, no extrañaron cuando nos vieron entrar lo que nos indicó que estaban acostumbrados a las personas y siguieron haciendo lo que estaban haciendo…, en ningún momento interrumpieron su actividad y tampoco las maestras que sí nos saludaron todas ellas con una sonrisa.

Delphos, complementa nuestra acción educativa y respeta siempre nuestros criterios pero a su vez nos orienta, aconseja y ofrece consejos de forma objetiva y sin afán de crítica, nunca es nada ni mejor ni peor, simplemente es diferente.

¡¡Cómo te cuidan cada día!!, pendientes de que tu pañal esté seco, de quitarte los moquitos, darte crema si tienes la piel irritada, se preocupan de que comas cada día la cantidad adecuada para que no pases hambre, cambiar tu comida si lo consideran necesario  y por supuesto se preocupan de que descanses el tiempo que necesitas.

Su carácter asistencial es simplemente excelente y si hay algo que decirles porque son humanos como tú y como yo, se rectifica en el acto porque están permanentemente pendientes de cada comentario o petición que se realiza.

Siempre pendientes de si hay que hacer algo especial contigo por si tienes fiebre o notan malestar, si hay que darte una medicina a tu hora o simplemente que no has dormido bien y conviene echarte un ratito para que el resto del día estés contento.

Nos sorprende el respeto hacia todos los niños.

Os permiten jugar todo el tiempo incluso en esos momentos en los que la actividad es dirigida pero a ti en ese momento por lo que sea no te interesa lo que se hace y se te deja hacer eso que te llama… nadie te dice “estate quieto y ven aquí” y eso favorece tu proceso de aprendizaje.

(más…)

CLASES GRUPALES DE PREPARACIÓN FÍSICA AL PARTO

24 de marzo de 2018

What to expect when you are expecting

 

En DELPHOS te ofrecemos las mejores CLASES GRUPALES DE PREPARACIÓN FÍSICA AL PARTO

 

Es a lo largo del embarazo cuando se producen más cambios físicos y fisiológicos en la mujer que afectan a todos los sistemas corporales: hormonal, genitourinario, digestivo, osteoarticular…

Actualmente se conocen en profundidad estos cambios y la forma de actuar para que no influyan en el buen devenir del proceso. Debido al progresivo aumento de la edad de la mujer para quedarse embarazada, hay más probabilidades de que pueda haber complicaciones en el parto y en la posterior recuperación, por lo que para que el desarrollo del embarazo y de cómo enfrentarse al parto se den en las mejores condiciones, las clases de preparación física al parto dirigidas por una Fisioterapeuta especializada en Pelviperineología (Suelo Pélvico) son muy importantes.

Las clases van dirigidas a todas las mujeres que estén preocupadas de los cambios que en su cuerpo se van a producir o se están produciendo y a su vez aprender a colaborar con el nacimiento de su hijo de la mejor manera y con los menores efectos secundarios posibles.

Existen muchos estudios que relacionan de forma directa el entrenamiento previo antes del parto con el menor esfuerzo y duración frente a otras que no lo realizaron y también se produce una recuperación más temprana.

(más…)

Mi hijo no come…

5 de agosto de 2017

La comida resulta ser una de las preocupaciones más importantes de las familias. El niño tiene que comer sí o sí.

Desde nuestra experiencia profesional y avalados en la formación recibida por diferentes pediatras, congresos, cursos específicos y sobre todo poniendo al llamado sentido común por delante, los niños no tienen que comer siempre que a nosotros se nos ocurra y queremos dejar una reflexión: ¿Los adultos comemos si no tenemos hambre?.

Vamos a realizar un recorrido desde el inicio dela vida hasta edades tempranas pero algo más avanzadas.

Cuando un niño viene al mundo, al menos, los cuatro primeros meses de vida (actualmente son seis por el gran incremento de alergias alimentarias) los niños son en exclusiva lactantes bien lactancia natural o lactancia artificial y en ambas puede ocurrir un rechazo a la misma ¿por qué?.

En la lactancia natural la forma del pecho de la madre es muy importante: pezones invertidos o retraídos que le dificulte el agarre, un pecho demasiado voluminoso que le tape la nariz, los tirones de la madre por el dolor enorme que producen las grietas, una postura inadecuada, el exceso de tiempo empleado en comer que “se junta” con la toma siguiente, la alimentación de la madre que puede generar mal sabor de la leche e incluso las cremas que se dan en los pezones para curar las grietas si no están bien limpias…, en definitiva cuando un niño los primeros meses de vida come mal lactando naturalmente se debe generalmente a técnicas alimentarias incorrectas.

En la lactancia artificial, normalmente no es la marca de la leche la que influye en el mal comer de la criatura ya que todas ellas pasan unos controles muy exhaustivos por parte de las autoridades sanitarias por lo que al cambiar “de marca” porque no come no suele ser la solución más indicada a priori.

(más…)

El llanto de los niños

3 de agosto de 2017

Una de las mayores preocupaciones para los padres es que “el niño llora” por lo que vamos a hacer un recorrido del proceso y evolución del llanto desde el mismo momento de nacer y los diferentes momentos evolutivos del desarrollo normal.

Es el llanto la forma más incipiente de comunicación de la persona con su entorno por lo que la forma de comunicarse los niños con sus allegados es llorando y es de esa manera cómo nos cuentan qué les ocurre, qué les duele, qué necesitan…

Los niños tienen que llorar y si no lloran o no dejamos que lloren se les perjudica porque les estamos anulando su forma de comunicación natural.

Cuando un niño llora no hay que asustarse ni ponerse nervioso, simplemente hay que escucharle y atenderle.

Somos los padres y los educadores a quien nos corresponde interpretar ese llanto y conseguir descifrar el significado de cada tipo de llanto y esto, sólo se logra a través de la observación y poniendo mucha atención y oído en ese sonido tan peculiar.

 

(más…)

Miedos, temores y pesadillas en niños y niñas

2 de enero de 2017

miedo-1Los miedos, los temores y las pesadillas que sufren los niños son motivo de preocupación importante para las familias.

De los 18 meses en adelante, los niños experimentan miedos y temores de distintos tipos que no debemos tomarlos a la ligera por ridículos que nos parezcan ni tampoco debemos de preocuparnos excesivamente de ellos.

Hay que hacerle frente y procurar explicarles de la mejor manera posible como puede solucionar el problema que tiene y por qué no debe tener miedo hacia las situaciones, hechos, fantasmas, etc… que se le presentan.

 

Hay que apoyarle conforme va haciendo frente a estos miedoso temores para que poco a poco sea capaz de ir afrontándolos.

 

(más…)

Algunas de las virtudes humanas a desarrollar y educar en la familia por orden alfabético.

31 de diciembre de 2016

escuelas infantiles en madrid

¿Qué son las virtudes humanas y cómo se adquieren?. Virtud es un hábito operativo bueno y los hábitos se logran con la repetición de actos y es en la familia donde se adquieren y se viven las virtudes humanas, que conforman a la persona, en lo personal y en lo social.

AMISTAD

Llegar a tener con algunas personas, que ya conoce previamente por intereses comunes de tipo profesional o de tiempo libre, diversos contactos periódicos personales a causa de una simpatía mutua, interesándose, ambos, por la persona del otro y por su mejora.

AUDACIA

Emprende y realiza distintas acciones que parecen poco prudentes, convencido, a partir de la consideración serena de la realidad con sus posibilidades y con sus riesgos, de que puede alcanzar un auténtico bien.

(más…)

¿Qué hacer si el niño se despierta por la noche? Edad: 2 años.

26 de noviembre de 2016

Estimadormir3das familias,

Cómo no queremos acabar como el gato de la imagen, dormido en un tendedero, vamos a intentar responder a las familias que nos preguntan con frecuencia ¿qué hacer con un niño de 2 años que se despierta muchas veces por la noche?.

Lo más fácil de todo es llevarlo a la cama con nosotros y de esa manera surge el milagro: “Todos dormimos” pero ¿esta situación procede?.

El niño se encuentra en un momento de cambio, pero aún depende mucho emocionalmente de su madre, (recordamos que estamos en edad de madre más que de padre, esa ya llegará un poco más adelante).

Su cabecita ya va más allá, conoce muchas cosas, personajes de los cuentos y su imaginación vuela a velocidad vertiginosa lo que le puede producir inseguridad y miedos por la noche. Por eso, la seguridad la encuentra cerca de sus padres y duerme plácidamedormir4nte, y curiosamente sin despertarse.

La simple presencia les proporciona seguridad y protección, sin ellos, cuando se despierta a media noche y siente miedo se siente desamparado, se asusta y llora.

Los niños aún no distinguen entre lo real y sus fantasías y acontecimientos que los adultos consideramos normales, para ellos influyen de una forma diferente que les lleva más allá y sufren sin saber por qué.

(más…)

Preguntas Frecuentes

7 de noviembre de 2016

Preguntas Frecuentes en nuestra escuela infantil

Con el fin de dar respuestas a todas las inquietudes que les surgen a nuestras familias y a aquellas personas que visitan nuestra web, La Escuela Infantil, dentro del apartado Escuela de Padres, incorpora una nueva sección de Preguntas frecuentes que se hacen los padres y a las que procuraremos atender a la mayor brevedad posible.

Responderá a las mismas el personal especializado que se encuentre más cercano a la pregunta realizada: Dirección, maestras, psicólogo, logopeda, fisioterapeuta, orientador familiar, médico de familia o pediatra.

Nos podéis preguntar vía formulario web más abajo en “Deja un Comentario” o vía correo electrónico en la dirección escuelainfantildelphos@gmail.com.

¿Por qué se portan bien en la escuela o con otros y a nosotros, padres nos vuelven locos?

14 de septiembre de 2016

6Una etapa de cambio y reafirmación personal: Los 2 años.

Estos pequeños de 2 años, ¿se convierten de repente en adolescentes precoces?.

Sí, así es. Es el propio proceso evolutivo que les lleva a descubrir entre otras cosas que no son algo pegado al adulto sino que son ellos, se mueven, se desplazan libremente, comienzan a ser capaces de hacer cosas por sí mismos, van creciendo en autonomía y si tenemos paciencia, será el momento perfecto para educarlos en el orden y que adquieran esta maravillosa virtud.

Es un momento en el que la exploración, el descubrimiento es enorme, además, tienen tanta energía que no hay manera de lograr pararlos hasta que caen rendidos en la cama e incluso, aún así se despiertan por la noche y no descansan bien ni tampoco dejan descansar.

A los padres, no nos es fácil conseguir que los niños acaten ciertas formas de comportamiento pero…¿qué pasa con el resto del mundo que sí que las acatan?.

Es más fácil obedecer a esas personas con las que se comparte un menor tiempo que a aquellas con las que se convive y no por ello se debe pensar: “Qué mal estoy educando”

(más…)

¿Por qué pega mi hijo?

4 de septiembre de 2016

gatos peleando

Un niño que pega a sus iguales en el momento que le llevan la contraria, es motivo de preocupación y por el bien de todos los que le rodean, hay que procurar por todos los medios modificar esa mala conducta.  ¿Pero cómo hacerlo?.

A medida que el niño crece su horizonte social se amplía: colegio, parque, barrio…, conoce perfectamente quien forma parte de su familia y quien no.

Cuánto más consciente es de su cuerpo y de las posibilidades que tiene, también es mucho más consciente de sus propias limitaciones y de su propia vulnerabilidad.

Ese es el motivo por el que pasa de ser muy obediente a “un desobediente absoluto”, de ser aparentemente maduro a “ser un infantil impresionante”, de ser cariñoso y afectuoso con los que le rodean a “sufrir un brusco impulso antisocial”… y es normal.

Cuando un niño se pelea, hay que intervenir a la mayor brevedad con el fin de ayudarle a descubrir lo antes posible “por qué eso está mal” y de esa manera, ejercitar las formas y maneras que son las más adecuadas para relacionarse con otros.ciervos peleando

La sociabilidad se aprende y es, desde la familia como primer agente de socialización dónde debe transmitirse y enseñarse en primer lugar.

El ejemplo es fundamental. Desde que nace un niño, debemos ser conscientes de que la imitación es una de las cosas que los infantes adquieren a velocidad vertiginosa y nuestro hijo es consciente de lo que nosotros hacemos aunque no lo sintamos así y toma nota de todo por lo que las actitudes que expresemos y tengamos hacia los demás, será las que el niño adquiera por tanto, aconsejamos rectificar todo aquello que no queremos que nuestro hijo imite o acabe adoptando como comportamiento rutinario.

Valorar las cualidades positivas, rectificar en positivo, advertir en positivo, etc…, va a ayudar a que el niño se sienta primero querido y después comprendido. Ambos factores cruciales en la felicidad de la persona ya que se sentirá aceptado siempre y además ayudará a reforzar la autoestima personal “yo sí valgo”, “yo si puedo”…

Ante los juegos compartidos con otros niños, es crucial lograr que se pongan de acuerdo. Que cada pequeño sienta que puede elegir y participar y si se hace bien, se logrará transmitir una lección muy importante para la vida. Para el nuestro primero, para los otros también.

(más…)

¿Por qué mienten los niños?

18 de agosto de 2016

pinochoLos niños suelen mentir por frustración o por un exceso de exigencia.

La frustración puede ser consecuencia de la necesidad de llamar la atención o ante una educación excesivamente autoritaria que “el miedo” les lleva a esta situación.

La sobreprotección y el exceso de permisividad impiden al niño a tolerar la frustración y esto es crucial a lo largo de la vida, saber enfrentarse a los problemas ya que aparecen problemas y hay que hacer frente a ellos.

No todo lo hacemos bien y no se puede hacer sentir a los pequeños que “todo” lo hacen bien y provocar un exceso de protección y permisivismo que en definitiva lo que estamos haciendo es perjudicar gravemente a esa personita.

A nuestros hijos hay que dejarlos crecer. Desde edades muy tempranas hay que educarlos en autonomía y responsabilidad personal y decirle “tú puedes” y “yo te ayudo”, situación muy diferente al “yo te lo hago”.

Para que los niños y niñas aprendan hábitos en el hacer, hay que animarlos y enseñarles desde muy pequeños y para eso necesitan que se les dedique tiempo y mucha paciencia. “Nadie hemos nacido enseñados” y de esa manera luchar y enfrentarse a lo que nos frustra.

(más…)

Educar y trabajar desde la Inteligencia Emocional

5 de julio de 2016

11Muchos piensan que este concepto es original de quien lo desarrolló, Gardner, pero no es así. El concepto inteligencia emocional fue utilizado por primera vez por Salovey y Mayer (1990):

Rafael Bisquerra desarrolla en su web que “según la versión original de Salovey y Mayer (1990), la inteligencia emocional consiste en la habilidad para manejar los sentimientos y emociones, discriminar entre ellos y utilizar estos conocimientos para dirigir los propios pensamientos y acciones.

Según Mayer y Salovey (1997: 10), “la inteligencia emocional incluye la habilidad para percibir con precisión, valorar y expresar emoción; la habilidad de acceder y/o generar sentimientos cuando facilitan pensamientos; la habilidad de comprender la emoción y el conocimiento emocional; y la habilidad para regular las emociones para promover crecimiento emocional e intelectual”. La inteligencia emocional se refiere a un “pensador con un corazón” (“a thinker with a heart”) que percibe, comprende y maneja relaciones sociales.

Estos autores han ido reformulando el concepto original en sucesivas aportaciones (Mayer y Salovey, 1993, 1997, 2007; Mayer, Caruso y Salovey, 1999, 2001; Mayer, Salovey y Caruso, 2000).

Una de las formulaciones que se toman como referencia es la siguiente (Mayer, Salovey y Caruso, 2000; Mayer y Salovey, 1997, 2007). La inteligencia emocional se estructura  como un modelo de cuatro ramas interrelacionadas:

Percepción emocional: Las emociones son percibidas, identificadas, valoradas y expresadas. Se refiere a sí mismo, en otros, a través del lenguaje, conducta, en obras de arte, música, etc. Incluye la capacidad para expresar las emociones adecuadamente. También la capacidad de discriminar entre expresiones precisas e imprecisas, honestas o deshonestas.

(más…)

¿Por qué tartamudea ahora?

23 de junio de 2016

 

tartamudo_porky352A veces algunas familias se preocupan porque su pequeño o pequeña ha empezado de repente a tartamudear, aprovechamos para compartir esa preocupación con todos vosotros para que si ocurriera, seáis conscientes que lo normal es que sea consecuencia del propio proceso evolutivo.

El lenguaje es un instrumento o herramienta que nos permite expresar nuestros estados internos (como el pensamiento) comunicándolos a los demás a través de un código de reglas simbólicas común.

Entre los 2 años y medio y los tres, un porcentaje bastante pequeño de niños tartamudean.

La mayor parte de ellos, igual que ha empezado de forma espontánea, desaparece igual pero es fundamental que la actitud de los padres y resto de personas del ámbito que rodea al niño colabore en ello porque si no es así podemos perjudicarle sin querer y acabe por consolidarse.

La disfemia (tartamudeo) son repeticiones, bloqueos o prolongaciones de algunos sonidos al hablar. Pueden ser sílabas, letras o palabras enteras.

Es más común en el varón que en la mujer. Las niñas suelen dominar más los aspectos lingüísticos mientras que los niños dominan más el espacio.

Puede ocurrir en algunos casos que haya un problema con el aparato bucofonador pero lo normal en este periodo es que su cabeza vaya mucho más deprisa que su lengua y eso produce el atasco verbal.

Cuando se da cuenta, se pone nervioso y eso lleva inmediatamente a empeorar la situación y más si le atosigan o le completan lo que quiere decir.

(más…)

Sobre el vínculo del apego

9 de junio de 2016

apego 3Nuestro tiempo está caracterizado por las prisas, el estrés, la falta de tiempo, los múltiples gastos…

A todos, pero especialmente a la mujer se le están pidiendo unos baremos de perfección inalcanzables, bajo cualquier mirada sensata. Se nos pide ser profesionales perfectas, amas de casa perfectas, madres perfectas, esposas perfectas…

Si hay que elegir una definición sobre el ser humano, nos quedamos con la de “ser perfectible” que viene a decir que el ser humano es esa criatura cuya capacidad de mejorar no termina nunca.

Esa perfección se refiere no sólo a la capacidad intelectual de aprender, sino a la capacidad humana de rectificar, de cambiar. (por ejemplo, si herimos a una persona a la que queremos, cambiaremos nuestra conducta la próxima vez porque lo que nos interesa, es “no herir”).

Una de las mentiras de nuestro tiempo, una de las justificaciones de los errores en los que está cayendo nuestra sociedad, es el llamado tiempo de calidad. Esta es la pretensión de que los niños reciben el mismo enriquecimiento de sus madres, aunque estas no estén todo el día con ellos, con tal de que el tiempo que les dediquen sea un tiempo de calidad.

Esto es absolutamente falso. La riqueza del tiempo en cantidad, no hay nada que la sustituya (como cualquier experiencia personal nos demuestra: nunca nos cansamos de estar con los que más queremos) pero, ante “la falta de tiempo” que es evidente que hay, vamos a dar calidad del mismo ya que parece que no se puede dar cantidad.

(más…)

El aprendizaje de la responsabilidad. Segunda parte

24 de mayo de 2016

12Enseñar a los niños a ser responsables no quiere decir enseñarles a sentirse culpables.

Los niños que tengan sentido de la responsabilidad poseerán los medios, la actitudes y los recursos necesarios para valorar con eficacia las diferentes situaciones y decidir de forma consecuente para ellos y para los que se encuentran a su alrededor.

A los niños que no les consideramos responsables de sus actos, les será mucho más difícil aprender de sus propias experiencias.

Uno de los aspectos básicos de la enseñanza en la responsabilidad personal:

¿Quién es el responsable de acordarse de las cosas?

Los niños pueden saber hacer las cosas y querer agradar pero si no tienen interiorizado la responsabilidad de acordarse no pueden ser culpables.

Hay que buscar estímulos positivos para que el niño interiorice que se tiene que acordar y de vez en cuando dejar que sienta las consecuencias de no acordarse.

  • Escribir las cosas.
  • No repetir si estamos seguros de que nos ha escuchado y entendido. (Recordar las cosas a los niños se convierte en una mala constumbre que acaba en dependencia y eso no lo queremos).
  • Establecer costumbres lo más regulares posibles. Cuando las cosas ocurren de forma predecible y regular, aumenta la capacidad de recordar de los niños.
  • No hay que tener miedo a “castigar” al niño que se olvida.

(más…)

La responsabilidad en el niño y como fomentarla

18 de mayo de 2016

images

Enseñar a los niños a ser responsables requiere un ambiente especial en el hogar y en la escuela.

Se trata de conseguir un ambiente que les ofrezca información sobre las opciones que deben escoger y las consecuencias de cada una de ellas y que les proporcionen los recursos necesarios para elegir bien.

 

¿Que es la responsabilidad?

La responsabilidad es:

  • La habilidad para responder
  • La capacidad para decidir apropiadamente y con eficacia

Una respuesta se considera efectiva cuando permite al niño conseguir sus objetivos que reforzarán sus sentimientos de autoestima.

La responsabilidad conlleva:

  • Ser autosuficiente y saber defenderse.
  • Tener seguridad y confianza en uno mismo

Hay que ser responsable y además de saber elegir, conocerse a sí mismo y adquirir y utilizar el poder en las propias relaciones y en la vida.

Los niños, en principio tienen temor a los límites, que desaparece conforme comprueba que límites y consecuencias se integran en un sistema coherente.

(más…)

Mamá, Papá, quiéreme así, por favor:

13 de abril de 2016

1.- No me des todo lo que pido. A veces sólo pido para ver hasta cuánto puedo coger.

2.- No me grites. Te respeto menos cuando lo haces, y me enseñas a gritar a mí también, y yo no quiero hacerlo.

3.- No me des siempre órdenes. Si a veces me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.

4.- Cumple siempre las promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio, dámelo; pero también si es un castigo.

5.- No me compares con nadie, especialmente de la familia. Si tú me presentas mejor que a los demás, alguien va a sufrir; y si me presentas peor que los demás, seré yo quien sufra.

(más…)