BLOG DE LA ESCUELA INFANTIL DELPHOS

Mis primeros pasos en DELPHOS

7 de marzo de 2017

Dar los primeros pasos… uno de los hitos más importantes en el proceso evolutivo de la persona.

Esa gran experiencia de Sergio contada por él mismo el día en el que cumple 1 año. ¡¡Felicidades cariño!!!!

Queridos papá y mamá

Después de unos meses tirado por las colchonetas de la Escuela, volteando, reptando, sentándome y luchando con mi cuerpo para endurecerlo, adquirir coordinación, control y mucho más empecé a gatear y a descubrir la importancia del movimiento rápido y seguro para llegar lejos, muy lejos y alcanzar todo lo que quiero o…, lo que me dejan las profes porque no todo lo que yo quiero me lo dejan coger 😊.

Poco después he descubierto que con un poco más de esfuerzo soy capaz de ponerme de rodillas y de subir a esa especie de tobogán que tenemos en el aula y que me encanta y que si me sujetaba y colocaba las piernas de forma más o menos adecuada agarrándome fuerte podía incluso llegar a ponerme de pie y mover mis piernas y mi cuerpo con ritmo e incluso me canto y me bailo…

Y empecé a ver el mundo desde una perspectiva diferente, totalmente nueva… ¡¡vaya logro importante!! pero mamá, a pesar de gatear, ponerme de rodillas, de pie, sentarme, cambiar de postura y en definitiva hacer muchas cosas,  aún no era capaz de mantener el equilibrio de forma correcta pero como soy muy valiente y además vosotros lo sabéis, a fuerza del ensayo- error mi cerebro avanza, se refuerza y se asegura y me ayuda a que yo comience a dominar aún más mi cuerpo, mi postura… y yo mismo porque ya soy capaz de guardar el equilibrio durante unos segundos cada vez más largos y de nuevo me lanzo a una nueva batalla y soy capaz de avanzar un pie pero…, me caigo y me vuelvo a caer.

Y como soy muy cabezota y lo que hago cada vez me gusta y me divierte más sigo insistiendo e insistiendo y finalmente parece que soy capaz de sujetarme sin apoyo y mis brazos bailan al lado de mi cuerpo buscando el punto de gravedad pero me caigo sentado y vuelvo a intentarlo muchísimas veces, no me rindo ni lloro, sólo quiero ser capaz de guardar el equilibrio y aprovechar al máximo todas las posibilidades motrices de mi cuerpo y, de repente, cuando menos me lo espero, una fuerza especial me lleva a dar un paso y otro… pero me vuelvo a caer y sigo gateando pero soy valiente y sigo sin rendirme y lo vuelvo a intentar  y en muy poco tiempo, mi cerebro es capaz de dominar mi cuerpo y por fin comienzo a andar despacio, delante de mi profe que me anima, con gestos torpes pero aunque me caigo me levanto y vuelvo a intentarlo y me acuerdo de esa frase: “no es más fuerte el que no ha caído sino aquel que aun habiendo caído se levanta” y ese soy yo… un valiente, un pequeño rugbier que no se rinde, un valiente que llegará muy lejos y que ahora me toca aprender a correr.

Sergio ¡¡Muchísimas Felicidades!!!! 08/03/2016 = 1 año

Llega la Navidad con sabor de mazapán…

20 de diciembre de 2016

navidad-1De nuevo ha llegado Diciembre, el mes de la locura, el mes de las luces, de las tiendas abiertas las 24 horas, de los anuncios llenos de contenido consumista en el “compre ya”, el mes en el que es usual acordarse que tenemos que ser mejores, solidarios, generosos…, el mes de la Lotería, de las compras, de “la Familia” …

En nuestra reflexión, nos quedamos exclusivamente con el mes en el que  nos acercamos y procuramos disfrutar mucho más o al menos de una forma diferente de nuestra familia, de la familia extensa e incluso de nuestros amigos y por qué no…, de la familia que somos en nuestra Escuela Infantil.

El mes de diciembre es un mes más en el año, pero se diferencia por esa característica propia del mismo: la Navidad.

Pero ¿qué es Navidad?: Según el Diccionario de la Real Academia Española y en su primera definición, aunque las otras están también íntimamente relacionadas con ella es la siguiente: 1. f. En el mundo cristianofestividad anual en la que se conmemora el nacimiento de Jesucristo.

Navidad es una festividad que proviene de una creencia religiosa y del mundo cristiano.

En la sociedad en la que vivimos y aunque proviene de la cultura con base cristiana, un porcentaje muy alto de la población se declara creyente no practicante, no creyente, agnósticos, ateos, etc.… y, sin embargo, todos sin excepción, celebramos la Navidad.

¿Qué tiene la Navidad que no tengan otras fechas en el año?

Es un momento de reunión, momentos de encuentro de las familias y amigos, de las empresas…, en muchos casos, el único momento del año en el que nos reencontramos para saludarnos, sonreírnos, abrazarnos y aparcar las diferencias que pueda haber al menos por unas horas.navidad-3

Ese encuentro, generalmente se hace alrededor de una mesa con comida también especial en la que no se tienen en cuenta los excesos que nunca son buenos y que da mucho para reflexionar.

Es un momento en el que se da todo y a veces tanto que podemos encontrarnos con dificultades al haber tirado la casa por la ventana en cuestión de muy pocos días y todo por el ambiente, la presión consumista y el “qué dirán” los otros que tenemos a nuestro alrededor.

Seamos nosotros mismos con esa capacidad humana de hacer lo que realmente queremos hacer porque somos libres y tenemos voluntad para decir que “no” a ese afán consumista que nos venden cada día.

Vamos a aprovechar estos días de descanso, si es que los tenemos, para disfrutar de nosotros y de los que más queremos.

Seamos razonables con las compras, no impulsivos, vamos a guiarnos con la cabeza y no por el corazón, queremos agradar, pero no llenar al otro de cosas y más cosas… El mejor regalo que van a tener nuestros niños es el tiempo que sus padres les vais a conceder.

navidad-2Un regalo o dos para nuestros niños es lo idóneo y casi siempre, lo más simple es lo que más les gusta. No nos adelantemos a objetos que por la edad que tienen ni siquiera van a mirar y que por supuesto vais a sufrir cuando observéis que eso “ni lo han tocado” …

¿Cómo es mi hijo?, ¿en qué destaca?, ¿qué le llama la atención?, ¿con qué se entretiene más?… son preguntas que hay que parar a hacerse antes de tirar el dinero a lo loco y que tanto nos cuesta ganar.

A la familia extensa es preferible indicarles qué queremos para nuestros hijos y que respeten nuestros criterios educativos, que no traigan regalos no pactados ya que con tanta montaña recibida los niños se vuelven locos y no saben ni que hacer y que provoca exigencia, mal humor, llantos, excitación, nerviosismo, destrozos y todo ello nos lleva a un estado incómodo producido por “la impertinencia” de un niño o varios que se encuentran desquiciados con tantos y tantos trastos que no saben ni qué hacer con ellos.

Con este conjunto de reflexiones os animamos a disfrutar de las Fiestas que se nos avecinan de forma natural, haciendo lo que más nos apetece, descansando y agradecer que un año más somos nosotros mismos en compañía de los que más queremos pero que esa emoción y las ganas de estar con los más nuestros (familia, amigos…) no se queden sólo en diciembre si no que se extiendan y alarguen al resto de los meses del año.

Seguimos trabajando para ayudaros en el proceso tan bonito y tan difícil que es la Educación de nuestros hijos.

navidad-4_delphos

Todo el equipo de DELPHOS, os desea una muy Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo 2017.

Verónica García Notario_Directora Escuela Infantil DELPHOS

 

DÍA UNIVERSAL DEL NIÑO 20 DE NOVIEMBRE DE 2016

19 de noviembre de 2016

img-20161119-wa0033Día Universal o Día Internacional…, ¿tienen que llamarse así para que la Sociedad nos concienciemos del trasfondo tan serio e importante que hay detrás de cada uno de estos días?.

El Día Universal del Niño se celebra cada 20 de Noviembre desde que las Naciones Unidas aprobara la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 nacida a raíz de que la Asamblea General de la ONU recomendara en el año 1954 dedicar un día a la fraternidad entre los niños y niñas del mundo y promover su bienestar.

Naciones Unidas celebra este Día Internacional del Niño en honor a la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño en 1959 y a la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, el tratado internacional más ratificado de la historia.

El objetivo del Día Universal del Niño es recordar a la ciudadanía que los niños, son el colectivo más vulnerable y nosotros, en nuestra Escuela infantil DELPHOS, lo tenemos tan claro que tratamos de conseguir en todo momento un trato exquisito y satisfacer sus necesidades y demandas en cada momento del día.

El buen trato a la persona es “el objetivo” por excelencia de nuestro trabajo sin olvidarnos del otro, conseguir  “los niños más felices del mundo dentro y fuera de su Escuela”.

¿Qué derechos tienen los niños?. Aunque los transcribimos los conocemos todos:

  1. El Derecho a ser protegido frente a ciertas clases de conducta (abandono, malos tratos y explotación).
  2. El Derecho a acceder a ciertos beneficios y servicios (educación, atención sanitaria, seguridad social).
  3. El Derecho a realizar ciertas actividades y participar en ellas.

Los 8 Derechos Fundamentales del Niño son:

  1. Derecho a la vida
  2. Derecho a la educación
  3. Derecho a la alimentación
  4. Derecho a la salud
  5. Derecho al agua
  6. Derecho a la identidad
  7. Derecho a la libertad
  8. Derecho a la protección

Y quizá nos podríamos preguntar: ¿hay un derecho más importante que otro?.

Responden desde UNICEF informándonos que “los derechos de la infancia son indivisibles, interdependientes y están vinculados unos con otros. Cuando en un caso en concreto existe un conflicto de derechos, un derecho puede anteponerse a otro a la hora de tomar una decisión pero, esto no implica, que haya derechos más importantes que otros”.

Nosotros desde el lugar que nos ocupa creemos en los Derechos del Niño y queremos que se cuiden y se respeten en su totalidad y aprovechando este Día Universal de “sus Derechos” queremos aprovechar para otras reflexiones.

A priori, los niños y niñas con los que trabajamos cada día son respetados y protegidos.

Se les cuida y se les cubren sus necesidades, se les alimenta, se les lleva al médico cuando enferman, no les falta agua, saben de dónde vienen… pero ahora, vamos a reflexionar sobre nuestros niños y sus derechos más cercanos y también os proponemos reflexionar a vosotros sobre sus futuras obligaciones que también las tendrán y más en una sociedad como la actual dónde a priori parece que los derechos sí existen pero obligaciones “no hay ninguna”.

A lo largo de todo el proceso educativo y de la vida que compartimos con ellos, nosotros los padres, procuramos que a nuestros retoños no les falte de nada material siempre dentro de nuestras posibilidades económicas y sociales pero…, tanto darles, tanto darles que al final nos encontramos en situaciones de esas en las que ya “no sabemos ni que darles para que se entretengan”, “que no les gusta nada”, “que sólo quieren mamá y papá”….

Nuestros niños tienen derecho a tener todas sus necesidades “materiales” cubiertas pero probablemente sea mucho más importante que ser conscientes que son “las necesidades afectivas” las que realmente deben estar cubiertas y para conseguirlo si o si tenemos que estar con ellos.

No nos queremos quedar “en utilizar y cumplir exahustivamente el verbo estar” propiamente dicho, vamos a ir más allá: compartir el máximo tiempo, disfrutar del mismo, vivirlo juntos, reírnos, hablar, cantar, sentirnos e incluso ¿por qué no?, dormirnos con ellos…

Nos excusamos con eso de que “no tenemos tiempo”, “tenemos mucho trabajo”, etc…

Procurar ofrecer y dar a los niños “tiempo de calidad” es lo más fácil y es así cómo conseguimos callar y silenciar nuestra conciencia, consolarnos y engañarnos a nosotros mismos cuando nos decimos: “El tiempo que dedico a mis hijos es de máxima calidad”.img-20161119-wa0048

Reflexionar: ¿no nos damos cuenta que lo que nos están demandando nuestros pequeños simplemente es “tiempo” y que ellos no entienden de calidades?, al menos de momento.

Padres, madres… vámonos a lo más difícil aparentemente pero que en realidad es lo más fácil: Dale TIEMPO, sin más.

Los niños demandan poder estar con papá y con mamá el máximo tiempo posible y sentirlos cerca y poder mirarlos y sonreírles porque simplemente “estáis ahí” con ellos y ellos con vosotros.

Os remitimos a la lectura “Sobre el vínculo del apego” que publicamos este tiempo de atrás: http://escuelainfantildelphos.es/escuelafamilia/sobre-el-vinculo-del-apego/ por si os puede ayudar.

Gracias por estar ahí. A los que nos confiáis o nos habéis confiado a vuestros hijos en la difícil y maravillosa tarea de educar y a todos aquellos que nos apoyáis cada día.

 **Agradecimientos a los papás de Sarah por la aportación de las fotos para el post. 

Verónica García Notario_Directora Escuela Infantil DELPHOS

19 de Noviembre de 2016

¡¡Bienvenido mes de Octubre!!

1 de octubre de 2016

Bienvenido mes de Octubre

Iniciamostock-photo-octubre-in-spanish-october-wooden-sign-with-a-street-background-213933235s Octubre y con él comenzamos nuestra programación educativa trimestral… ¡¡Qué ganas de observar cómo responden nuestros pequeñajos!!

Nuestra programación está muy trabajada, pautada y ordenada y siempre consciente de que cada uno de nuestros niños es diferente y de que no podemos pedir a todos lo mismo. Esta es la razón de que estemos tan concienciados respecto al hecho de que los niños deban “saber hacer” sólo aquello para lo que están preparados y para ello hay que dejarles “ser” y hay que dejarlos “vivir”.

 

¿Qué queremos decir cuándo decimos que hay que dejarlos vivir??

Los niños son personas que necesitan, quieren y les gusta moverse libremente.

Son personitas muy activas y no todos llevan el mismo ritmo ni se encuentran con las mismas posibilidades de acción. Cada cuerpo tiene su propio desarrollo que hay que respetar y al igual que se desarrolla el cuerpo, se desarrollan la mente y el cerebro: esas partes tan delicadas del ser humano.

Para que el cerebro se desarrolle adecuadamente, el niño tiene que moverse; por eso, cuando decimos: ¡¡es que no paran!!!, necesitamos reflexionar y darnos cuenta de lo importante que es esto, pues si los niños no se mueven… ¡malo!

Somos nosotros los adultos los que tenemos que adaptarnos a las criaturas y no debe ser nunca al revés. Eso exige mucho esfuerzo personal.

A los niños hay que respetarles su tiempo de juego libre, su tiempo de actividad dinámica, sus rutinas, sus espacios… Al mismo tiempo a los niños también hay que educchild-1082069__180arles y eso es también “enseñarlos a vivir”. Para eso tenemos que estar “menos cansados”, “menos ocupados”, “tener más paciencia” que es virtud de padre y madre; tener “menos prisa” y más tiempo, que siempre o la mayor partemaple-leaves-1030957__180 de las veces, vamos corriendo…

Dejar vivir a un niño no significa permitirle hacer lo que quiera y cuando quiera sino respetarle su forma de hacer, su ritmo; permitir que haga lo que le gusta para que juegue, piense, observe, escuche, huela, sienta y sea capaz de encontrarse consigo mismo…

Dejar vivir a un niño es compartir momentos, experiencias, anécdotas, secretos…

Dejar vivir a un niño es promover el que sea él mismo, respetarle, reforzarle cuando lo necesite y hacer que sienta que estamos ahí para que se sienta seguro, útil… Y, lo más importante de todo, para que se sienta muy querido.

¡¡Bienvenido mes de Octubre!!! tree-1658797__180-1

Verónica García Notario_ Directora de la Escuela Infantil DELPHOS

 

Todo lo que hay que saber, lo aprendí en la Escuela Infantil

2 de junio de 2016

1libroEl ensayista Robert Fulghum  en su libro “Las cosas importantes las aprendí en el parvulario: Breves relatos y pequeñas verdades” logra transmitir grandes enseñanzas de una gran sencillez y profundidad.

En este libro nos demuestra que el comportamiento más básico y más humano, nos lo enseñaron cuando éramos pequeños.

De ese libro, proviene también el siguiente texto que procura transmitir la importancia de recuperar esos comportamientos que caracterizan a los más pequeños y aunque adultos sigamos siendo capaces de mirar el mundo con otros ojos.

“Siendo ya anciano me di cuenta que ya se la mayor parte de lo que hace falta para vivir una vida plena, que no es tan complicado. Lo sé. Y lo he sabido desde hace mucho, muchísimo tiempo.
Todo lo que hay que saber sobre cómo vivir y que hacer y cómo debo ser lo aprendí en el jardín de infantes.
La sabiduría no estaba en la cima de la montaña de la universidad, sino allí, en el arenero. Aquí está mi credo:
Compártelo todo.
Juega limpio.
No le pegues a la gente.
Vuelve a poner las cosas donde las encontraste.
Limpia siempre lo que ensucies.
Pide perdón cuando lastimes a alguien.
Lávate las manos antes de comer.
Sonrójate.
Las galletas calientes y la leche fría son buenas.
Vive una vida equilibrada.
Aprende algo y piensa en algo.
Dibuja, pinta, canta, baila, juega y trabaja cada día un poco.
Duerme la siesta.
Cuando salgas al mundo, ten cuidado con el tráfico.
Tómate de las manos y no te alejes.
Permanece atento a lo maravilloso.
Recuerda la pequeña semilla en el vaso, las raíces bajan y la planta sube y nadie sabe realmente cómo ni por qué, pero todos somos así.
Los peces de colores, los ratones blancos e incluso la pequeña semilla del vaso, todos mueren y nosotros también.
Recuerdo una de las primeras palabras que me enseñaron, una muy grande : mira.
Todo lo que necesitas saber está allí, en alguna parte. La regla de oro, el amor y la higiene básica. La ecología y la política, la igualdad y la vida sana.
Toma cualquiera de estos ítems y tradúcelo en términos adultos sofisticados y aplícalo a tu vida familiar o a tu trabajo, a tu gobierno o a tu mundo y se mantendrá verdadero, claro y firme. Y aún es verdad, no importa cuan viejo seas, que al salir al mundo es mejor tomarse de las manos y no alejarse demasiado”. (Fulghum, 2004)

1RoberFulghum

 

 

 

 

 

Robert Fulghum

¿Qué es ser feliz?

7 de abril de 2016

Reflexionamos…

Una vez más nos planteamos qué es lo que realmente queremos para nuestros niños y niñas.

Nosotros, desde el lugar que nos corresponde, que es ser el complemento educativo para todas las familias que confían en nosotros, queremos conseguir de esos pequeños que se encuentran bajo nuestra tutela y en el horario que sus padres han decidido que los custodiemos, cuidemos, eduquemos y queramos sean muy felices. Es nuestro principal objetivo.

¿Qué es ser feliz?

Las connotacioneEscuela Infantil DELPHOSs sobre el concepto de felicidad son muchas y dispares ya que, a las personas, gracias a las diferencias que nos hacen “diferentes”, no nos hacen felices las mismas cosas ni los mismos haceres. Esto es así gracias a la diversidad de gustos, de criterios, de creencias, de…, de todo eso que se puede añadir y os lo dejamos a los lectores del post.

Con esta pequeña reflexión, nosotros que en la Escuela tenemos unas programaciones didácticas perfectamente pautadas basadas en el hacer de cada día, siempre, nos planteamos: ¿Cómo podemos hacer para modificar esa programación y sin dejar de seguirla lograr que cada día, cada momento, sea diferente?.

La finalidad perseguida a este “hacer diferente” y enriquecido cada día se debe a una única intención: Qué todos los días sean lo más variados y enriquecidos posible ya que por ejemplo, las rutinas de alimentación y sueño no las podemos ni debemos cambiarlas pero si podemos lograr que nuestros alumnos se encuentren y se sientan bien con ellos mismos, con iguales, con sus maestras y con el entorno que les rodea.

Queremos que se sientan libre, autónomos, que jueguen libremente, que griten de emoción, que resuelvan sus conflictos, que nos empujen del cariño que nos tienen y porque quieren que les cojas en brazos, que nos pidan que leamos un cuento, que necesitan ir al baño, que quieren “pan”, “galleta”, que pidan agua…, queremos que se sientan por encima de todo personas queridas, que se les atiende, se les escucha, que se les mima, que se le achucha…queremos sin dudar “que se sientan bien” y que se rían…, que se rían muchísimo.

Y aunque son muy pequeños ya que disfrutamos de las edades más temprana, no por ello, tienen “entendederas más pequeñas” que los adultos. Saben escuchar, interactuar, comunicarse a su manera, saben pedir, son capaces de reflexionar, de conversar, etc…, por supuesto, todo “a su manera” entre ellos y con sus maestras. También saben pensar, descubrir, aprender, saben “lo que quieren y lo que no quieren”, lo que pueden y los que “no pueden” hacer: nos retan, nos chillan, nos sorprenden, nos miman y nos piden mimos,,,, ¡¡Qué grandes son los niños!!.

En nuestro hacer educativo EscuelaInfantilDelphosdestaca el buscar “la excelencia” en cada alumno o alumna. Nos basamos en exigirle según sus circunstancias personales y su nivel de proceso evolutivo ya que el desarrollo de cada uno es diverso, diferente y así hay que respetarlo y aceptarlo.

No se puede trabajar al mismo ritmo con todos. A nosotros nos gusta llamarlo “Educación temprana” porque estamos en contra de la sobreestimulación que sólo consigue ansiedades y estrés en los niños.

La crianza que ejercemos hacia nuestros alumnos es siempre respetuosa dónde los niños crecen y aprenden de forma armónica y feliz.

Los niños sin excepción, son un ser único e irrepetible y según este criterio que tenemos tan claro, se programa pensado en las diferencias y en lograr una Escuela Inclusiva y como ellos diferentes dónde todos participamos.

Adulto, ¿no te cansas de hacer cada día lo mismo?. Pues a ellos les pasa igual y por eso, además de esa programación educativa pautada, ordenada y respetuosa con edescargal desarrollo de cada niño somos capaces de conseguir días diferentes, originales y muy divertidos.

 

 

 

Verónica García Notario. Directora Escuela Infantil DELPHOS. Abril 2016.